Dejar de fumar de forma natural ante el embarazo

“Estoy embarazada, quiero dejar de fumar.”

Sin ayuda, DEJAR DE FUMAR puede resultarle complicado a la mujer embarazada. No obstante, la mayoría conoce los efectos perjudiciales del tabaco para el feto y para su propia salud – aquí puedes ver un artículo que trata de ello –, por lo que quieren dejar ese hábito, pero los tratamientos que actualmente han demostrado una mayor eficacia para Dejar de Fumar (Terapia Láser y Auriculopuntura) no son aconsejables durante el embarazo.

“Estoy planificando ser madre y voy a dejar de fumar.”

Antes de nada, si te estás planteando quedar embarazada uno de los aspectos más importantes que debes considerar es, precisamente, DEJAR DE FUMAR, pues limpiando el cuerpo de nicotina y otros tóxicos que acompañan al tabaco (más de 400 sustancias nocivas) será más fácil que lo consigas. Además, no te verás en la situación de tener que dejar el hábito cuando ya estés embarazada, bajo presión añadida, si ya lo has conseguido antes. Pero, atención, si ya estás embarazada no te preocupes: nunca es tarde para empezar a dejar de lado el tabaco.

A menudo hablamos de las conocidas consecuencias negativas del tabaco, pero no siempre sabemos cómo buscar ayuda o cómo empezar a combatir la adicción. A algunas mujeres les resulta más fácil dejar de fumar por la sencilla razón de que las náuseas se lo impiden, pero no así a otras, que sienten una necesidad irrefrenable. En estos casos, ¿qué hay que hacer para dejar el tabaco?. En primer lugar, dirígete a un Centro especializado para que te oriente sobre las posibles alternativas para dejar de fumar existentes que sean compatibles con tu embarazo, y sin poner en riesgo la salud de tu bebé.

Dejar de fumar de forma natural con acupuntura láser en Sevilla y Andalucía occidental.

En NATURLÁSER podemos aconsejarte sobre cómo dejar de fumar antes y durante el embarazo y además, sobre los cambios que puedes llevar a cabo en tu día a día para facilitar el proceso de deshabituación sin generarte ansiedad adicional. Por ejemplo, realizar ejercicio físico moderado y aprender algunas técnicas de meditación y relajación suelen suponer una ayuda considerable en estas circunstancias. También podemos ofrecerte apoyo psicoterapéutico, orientarte sobre cómo debe trascurrir tu proceso de deshabituación desde ese momento, y llevar contigo el seguimiento de tu proceso de liberación del tabaco y la nicotina mediante la medición periódica de la cantidad de Monóxido de Carbono que permanece en tus pulmones, lo cual actúa como reforzador del proceso, facilitando que puedas conseguir dejar de fumar ante el embarazo con total éxito.

La mejor opción es dejar de fumar antes del embarazo.

La primera recompensa es que en pocos días te sentirás más saludable y llena de energía, en mejor forma física, notarás mejoras en tu piel -que se habrá rehidratado de forma natural-, en tu cabello, en tus dientes… Aunque, sin duda, la mejor recompensa es que tendrás una gestación más segura y un bebé más sano si dejas de fumar durante el embarazo, o incluso mejor, si dejas de fumar antes de quedar embarazada. Este es un aspecto importante a cuidar en tu proceso de maternidad y conviene no dejarlo en el olvido.

Recuerda: si te estás planteando quedar embarazada, anticípate y líbrate del tabaco lo antes posible. Evitarás riesgos en la gestación y podrás optar por las terapias más eficaces del momento. Pero, si ya estás embarazada NUNCA ES TARDE para convertirte en ex-fumadora, y tener un bebé sano.

Aún más importante: no fumar después del parto.

Es aún más importante mantener los beneficios de una vida sin tabaco para tí y tus hijos tras ser madre. Retomar el hábito de fumar tras el parto tiene efectos muy negativios para tí, pero también para todos los que te rodean, y especialmente si se trata de un bebé, como se explica en este artículo de la Asociación Española de Pediatría. Muchas madres vuelven a fumar después del parto debido a un incremento de su estrés por las dificultades de conciliación de la vida familiar y laboral o profesional, como también puedes ver en este artículo. Hasta un 90% de mujeres vuelven a fumar tras los 12 primeros meses de vida de su recién nacido según el estudio de Caitlin Notley, de la Universidad de East Anglia (Norwich, UK). Por eso afirmamos que es aún más importante no volver a fumar después del parto.

© 2016 Natur Láser