Fumar poco también es muy perjudicial

Los fumadores ocasionales también incrementan enormemente el riesgo de padecer cáncer.

Un estudio científico del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU demuestra que las personas que fuman poco, como por ejemplo menos de 10 cigarrillos al día, incrementan su riesgo de muerte exponencialmente sobre aquellos que nunca fumaron.

Entre los 290.215 personas adultas estudiadas por el Instituto Nacional de Salud de EEUU, el tabaquismo de baja intensidad se asoció con un riesgo significativamente mayor de mortalidad por todas las causas, incluyendo muertes por cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular. Los ex-fumadores que habían fumado menos de 1 cigarrillo al día o de 1 a 10 cigarrillos al día pero que habían dejado de fumar tenían riesgos progresivamente más bajos con una edad más temprana en el cese.

La investigación nos proporciona la evidencia de que los individuos que fuman de 1 a 10 cigarrillos al día o menos a lo largo de su vida tienen mucho mayor riesgo de mortalidad que los que nunca fuman o ya se benefician de haber dejado de fumar. Estos resultados proporcionan pruebas adicionales de que no existe un nivel libre de riesgo de exposición al humo del tabaco.

Así rezan las conclusiones de este estudio dirigido por científicos del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU y de los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU. La investigación puede consultarse en este enlace. Dicha investigación se centra en los “fumadores de baja intensidad”, según viene a denominar a una parte de los individuos que han participado en la investigación, con una amplia muestra de 290.215 personas adultas. Dichos fumadores de baja intensidad en el estudio son considerados aquelllos que fuman menos de un cigarrillo al día -lo que llamaríamos un fumador ocasional- y aquellos que fuman 10 cigarrillos o menos al día.

Según nos explica Nuño Domínguez en este interesante artículo de ElPaís.com, se afirma en esta importante investigación que fumar menos de un cigarro al día incrementa el riesgo de muerte prematura un 64%, y fumar entre 1 y 10 cigarrillos al día aumenta el riesgo de muerte prematura en un 87%.

Por otra parte, y según conocemos a través de la Encuesta Europea de Salud en España (2014) , en Andalucía, un 30% de los fumadores son fumadores ocasionales o de baja intensidad, lo cual supone una población total de 500.700 fumadores de baja intensidad. La investigación de los científicos del Instituto Nacional de la Salud y del Cáncer de EEUU nos habla de que esta tendencia se ha visto incrementada en los últimos años y que estos porcentajes de fumadores de baja intensidad vienen en aumento en la sociedad año a año.

Quizá se explique esta tendencia por la conciencia que vamos tomando de lo perjudicial que resulta el hábito de fumar para nuestra salud y por el aumento progresivo de los espacios sin humo del tabaco en nuestra sociedad. Pero esta amplia investigación nos demuestra que nuestros reparos no son suficientes, que fumar poco, incluso ocasionalmente, también es muy perjudicial para nuestra salud.

La única opción plausible y verdaderamente saludable es dejar de fumar totalmente, abandonar el hábito de fumar de una vez por todas, sin vuelta atrás. Afortunadamente, hoy día podemos disfrutar de métodos para dejar de fumar totalmente naturales, que no aportan más nicotina al organismo –la nicotina de chicles, parches, y otros productos, nos mantiene en la adicción y a la larga vamos a estar siempre pensando en encender el cigarrillo o enganchados a mascar chicles con nicotina -. Uno de esos métodos de reconocida eficacia en toda Europa es la acupuntura láser para dejar de fumar. Son los tratamientos para dejar de fumar que ofrece Natur Láser en Sevilla y Andalucía occidental: relajantes, indoloros e inocuos, realizados por personal cualificado y con equipos de alta precisión homologados CE.

© 2016 Natur Láser